opinion-cooperativa

Link Original: https://opinion.cooperativa.cl/opinion/salud/obesidad-como-enfermedad/2021-09-06/143002.html

Ante las reveladoras cifras entregadas en la última Encuesta Nacional de Salud, que dio cuenta de que 39,8% de la población chilena tiene sobrepeso, se está tramitando un proyecto de ley que quiere poner a la obesidad en el estatuto de enfermedad crónica.

A nivel global, por esta causa fallecen 2,8 millones de personas, y en Chile la cifra de fallecidos es una persona por hora. De hecho, en la actualidad 1 de cada 11 muertes en nuestro país es atribuible a los padecimientos del sobrepeso y obesidad. Es por esta razón que se vuelve urgente tipificarla como enfermedad crónica.

Esto permitirá incrementar el presupuesto en temas de prevención, de diagnóstico y tratamiento. Así se podrá mejorar la vida de casi un tercio de los chilenos.

Y las cifras son claras pues además de lo recién señalado, el 31,2% de nuestros ciudadanos sufre obesidad y un 3,2% se encuentra en la categoría de “obesidad mórbida”.

Por otro lado, uno de los tantos problemas que ha develado la crisis sanitaria está estrechamente vinculado con el daño a la salud de los chilenos: uno de los más importantes es el relacionado con la salud mental pero también está el alza de peso por las restricciones de movilidad que sufrimos todos el 2020. ¡Y para qué decir el incremento de la sensación de ansiedad en nuestra población!

Según datos entregados por la OCDE, 74,2% de los adultos chilenos sufre de sobrepeso u obesidad, cifra que nos sitúa en el segundo lugar, después de México (75,2%), con la más alta tasa de obesidad, e incluso superando a Estados Unidos (71%). Esto es muy relevante pues éste último país siempre ha estado en una posición de liderazgo en el ranking.

Espero que se acelere el proceso legislativo y que abarque las áreas de salud mental, médica y quirúrgica para ir en ayuda real y efectiva de quienes padecen esta enfermedad, porque esta es una pandemia que, tal como el coronavirus, tampoco puede esperar, sin olvidar la necesidad imperiosa de invertir en prevención para ir mejorando poco a poco los niveles de obesidad y sobrepeso en nuestra población.