endulzantes

Escrito por la Dra. Alessandra Cassana

Los endulzantes artificiales son una alternativa para sustituir el azúcar, al poseer menos calorías o ninguna, con el objetivo de controlar el sobrepeso y la obesidad y reducir la resistencia a la insulina. Sin embargo, ¿son seguros para la salud?

El exceso de azúcar tiene efectos negativos en el organismo y promueve el desarrollo de enfermedades como la Diabetes Mellitus 2. Los endulzantes artificiales surgen como una alternativa para consumir dulce sin elevar los niveles de glucosa en sangre.

La FDA ha aprobado 6 endulzantes: acesulfame-K, aspartame, neotame, sacarina, sucralosa y stevia. Sin embargo, en diversos estudios en animales 🐭 y humanos 👩🏻👨🏻 se han encontrado efectos nocivos en la regulación de la glucosa e incluso asociación con Diabetes y Enfermedad cardiovascular.

Se han estudiado efectos del aspartame, la sacarina, la sucralosa y el acesfulame-K; encontrando una alteración en la microbiota intestinal que la hace más parecida a la microbiota de pacientes diabéticos, contribuyendo a una alteración en la regulación metabólica. El consumo excesivo de estos edulcorantes ha evidenciado un ascenso más rápido de la glucosa en sangre, lo cual puede contribuir a desarrollar resistencia a la insulina. Asimismo, se describe un aumento del apetito y mayor consumo calórico, pues al consumir endulzantes, ocurre una activación de receptores del gusto y al no recibir las calorías correspondientes, se produce una decisión consciente de sobrecompensación y mayor consumo. En consecuencia, puede dar lugar a un aumento de peso con mayor cantidad de tejido adiposo..

Por otro lado, los endulzantes artificiales poseen ácido fosfórico que puede incrementar la pérdida de masa ósea a largo plazo. Algunos estudios han reportado, también, asociación con desarrollo de cáncer de vejiga en modelos animales, así como leucemias, linfomas y mielomas.

Recuerda, “que no tenga calorías” no es sinónimo de que sea saludable. 🍬

¿Alternativas? ¡Preferir los endulzantes naturales como stevia y azúcar de coco 🥥 y consumirlos en cantidades moderadas!

  • La stevia es 300 veces más dulce que el azúcar y produce menor glucosa postprandial que el aspartame y la sucralosa.
  • El azúcar de coco tiene las mismas calorías que una cucharada de azúcar (16kCal) pero posee un menor índice glicémico, así como vitaminas y minerales como hierro, zinc, calcio, antioxidantes y fibra.
  • La miel, que además de ser dulce, contiene probióticos que generan efectos positivos en la microbiota intestinal



Referencias:

  • Pearlman M, Obert J, Casey L. The association between artificial sweeteners and obesity. Curr gastroenterol rep 2017;19(64):1-8.
  • Qurrat-ul-Ain, Khan SA. Artificial sweeteners: safe or unsafe? J Pak Med Assoc. 2015 Feb;65(2):225-7.
  • Gardner e. Alternative sugars: Coconut sugar. Br Dent J. 2017 Nov 24;223(10):749.