fattalk

El 2 de junio es el día mundial de acción contra los trastornos de la conducta alimentaria. Y por lo mismo, la Dra. María José Mackenna, Medico Nutrióloga, la Dra. María José Escaffi, Médico Nutrióloga y la psicóloga María José Leiva nos dieron datos sobre el Fat Talk. 

Fat Talk

¿Qué es el fat talk? “Hemos comido como chanchos”, “Estoy hecha una vaca”, “Qué suerte, ni se le nota que tuvo guagua” y  “Estás muy flaca, te ves genial” ¿Te suenan estas frases?

Pues un porcentaje importante de nuestras conversaciones, especialmente entre mujeres, giran en torno al peso, las calorías y la apariencia física.

Lee: Nuevo estudio revela por qué el teletrabajo provoca estrés

Esto es conocido como “fat talk”. Esta concepto incluye todos los comentarios, actitudes y críticas que refuerzan los ideales de delgadez como sinónimo de belleza. Y al mismo tiempo reafirman que la delgadez es lo único aceptable, contribuyendo a la insatisfacción corporal.

En nuestra sociedad, el ideal de la delgadez y de un cuerpo perfecto se ha convertido en el pináculo de la apariencia, y como resultado, el “fat talk” es una forma de comunicación hoy en día común y aceptada.

¿Por qué lo hacemos?

Es una creencia muy arraigada en nosotros que hacer comentarios negativos sobre el propio cuerpo o el del otro, puede funcionar como estrategia de control de la ingesta, es decir, “una ayuda para controlar lo que comemos”.

Usualmente se utiliza para compartir y normalizar los sentimientos negativos que se tienen sobre el propio cuerpo, o como un medio para “ayudar” a otros a sentirse más positivos sobre su propio cuerpo por ejemplo: «¿Crees que estás gordo?, Mírame»

Sin embargo, la evidencia muestra que logramos justo lo contrario: el “fat talk” aumenta la insatisfacción corporal, la inseguridad, la menor confianza y aceptación de la propia imagen corporal, las conductas ansiosas y la sobreingesta.

¿Cuáles son los riesgos del “fat talk”?

Existe evidencia científica de que este concepto se relaciona con insatisfacción de la propia imagen corporal. Es por esto, que es más probable que una persona que participe en “fat talk” tenga mayor riesgo de comportamientos poco saludables, como dietas restrictivas o ejercicio extremo, y de desarrollar trastornos alimentarios. Esto puede afectar seriamente la salud mental y física de una persona.

Como el “fat talk” usa la palabra “grasa” de forma negativa y despectiva, intensifica aún más el estigma de las personas, al sentir que no cumplimos con los estándares de belleza y delgadez impuestos por nuestra sociedad. Todo esto, genera más frustración e inseguridad en nosotros mismos.

¿Cómo podemos ayudar a terminar con él?

  1. Cambia la conversación. Proponer otro tema ayuda a disminuir su frecuencia. Al desviar el tema de la apariencia física hacia otras cualidades más importantes y hacia una conversación corporal más positiva, estarás trabajando activamente para mejorar tu autoestima y confianza en tu cuerpo, a la vez que estarás desafiando este ideal de “cuerpo perfecto y delgado”, reenfocándolo en la visión de un “cuerpo saludable”
  2. Ampliar la mirada. ¿Quieres decir algo amable a tu amiga? Busca una cualidad que resaltar más allá de su cuerpo. Establece una conversación acerca de tu carácter, fortalezas y cualidades, sobre quíen eres, en lugar de cómo te ves.
  3. Intenta tomar conciencia del lenguaje que usas al describir las formas y apariencia del cuerpo. Al mirarte al espejo, intenta mirarte en forma completa y no por partes. Recuerda lo que puede hacer la parte del cuerpo que ha sido víctima de “fat talk” (por ejemplo: las piernas pueden ayudarme a caminar)

Si eres madre o padre, te recomendamos:

– Promover y practicar una alimentación saludable versus dietas restrictivas.

– Evitar comportarte como si estuvieras haciendo dieta constantemente o enviar mensajes de que no puedes realizar ciertas actividades porque no estás delgado.

– Promover y practicar actividad física como espacio de salud y recreación, y no enfocada en la pérdida de peso.

– Evita críticas constantes de tu propia figura (“estoy gorda, me molesta este rollo”) o la de los demás (te fijaste que tu tía está más gorda?) Este tipo de críticas transmiten que el cuerpo es más importante que otras características. Es importante promover el concepto de que el cuerpo es valioso no por cómo se ve, sino por lo que hace y permite lograr.

Fat Talk

Información de:

Dra. María José Mackenna, Medico Nutrióloga

Dra. María José Escaffi, Médico Nutrióloga

Psicóloga María José Leiva

Publicacion Original
fmdos.cl/noticias/que-es-el-fat-talk-y-por-que-es-importante-que-dejemos-de-hacerlo/